26 de ene. de 2009

Argentina golea a Serbia y Montenegro

En el cumplimiento del grupo C de la Copa Mundial de la FIFA, Argentina enfrentaba al conjunto que por última vez sería Serbia y Montenegro y que después se dividiría. Argentina venía de ganar cerradamente a Costa de Marfil (2-1) y Serbia de perder con los holandeses (0-1); mientras los "gauchos" repetían nómina, el conjunto ex-yugoslavo tenía las sensibles bajas de los defensores Nemanja Vidic e Ivica Dragutinovic.

Para más anécdotas, increíblemente previamente se habían enfrentado en los Juegos Olímpicos 2004 cuando la Argentina también le metió un 6-0 a los balcánicos con goles de César Delgado, Cristian "Kily" González, Carlos Tévez 2, Gabriel Heinze y Mauro Rosales.

ARGENTINA 6-0 SERBIA Y MONTENEGRO


Argentina saldría con un 4-3-1-2 destacando la presencia de Riquelme como enganche y como puntas a los efectivos Javier Saviola y Hernán Crespo. Mientras Serbia salió con un 4-1-2-1-2
con Nad como recuperador, Dordevic como enganche y Kezman haciendo dupla ofensiva con el capitán Savo Milosevic.














Argentina jugando de azul apabulló a los serbio-montenegrinos.


En el estadio de Genselkirchen ante 52.000 espectadores, salió con mucha motivación el conjunto argentino y por medio de dos tiros de esquina anunció que buscaba salir a ganar después de un debut un poco opaco. Para alegría de los seguidores argentinos, llegó el primer gol a los 6´con un golazo de Maxi Rodríguez que tuvo un tinte especial por un "taco rotatorio" realizado por el capitán Juan Pablo Sorín; "Lucho" González salió lesionado por señales de un tirón y fue reemplazado por Esteban Cambiasso.

Argentina manejaba el esférico, absorbía a los atacantes rivales y neutralizaba a Stankovic y a Koroman en el medio; pero el problema de los bicampeones mundiales era el desaparecido en la cancha Juan Román Riquelme. Para más alegría, llegaron dos golazos que serían: uno de los mejores por sus 26 toques y por el pasesote de Crespo que se la devolvió a Cambiasso para marcar el 2 a 0 y un gol de antología, y la pelota recuperada por Saviola cerca del córner que después de cambetear a un defensor se la sirvió a "Maxi" y Argentina (apoyada por Maradona) ya había abierto la brecha frente a los europeos.



Video de la goleada.

Al comienzo de la segunda parte el conjunto balcánico hizo dos cambios en mediocampo con las entradas de Ergic y Ljuboja y eso se reflejó con los primeros ataques de la segunda parte, por ejemplo el remate de Kezman que arañó el poste. Pero la consecuencia fue que el conjunto blanco comenzó a dejar huecos en la zaga y su mala fortuna sería reforzada con la decisión de Roberto Rossetti de expulsar al delantero Mateja Kezman que en parte amputaba las posibilidades de los europeos en ataque. Riquelme volvería a aprecer en el encuentro.

El técnico argentino acertó y mandó al terreno a los veloces Tévez (59´) y Messi (debut a los 74´). Sería con la entrada de este último que las cosas se iban a alargar porque al ingresar al campo, el delantero despuntó en una gran jugada se la cedió a Crespo para que concretara el cuarto, luego el mencionado Tévez marcaría el quinto en una jugada personal y otra vez el bonaerense Lionel asombraría, pero esta vez al marcar su propio gol.

Argentina cerró el gran encuentro con un 6-0; un gran debut de Messi, Riquelme sería elegido el hombre del encuentro (ambos cumplen el 24 de junio, en ese momento el crack del Barcelona tenía 18), Milosevic participaría en su encuentro 100 con la selección y Ayala igualaba en el segundo lugar a Zanetti con 102 participaciones. Argentina y Serbia (ya independiente) se enfrentarían en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 con victoria 2-0 para los albicelestes.

Las alineaciones para el recuerdo:

Argentina:
Abbondanzieri; Burdisso, Ayala, Heinze, Sorin; Maxi (Messi), Mascherano, González (Cambiasso); Riquelme; Saviola (Tevez) y Crespo.

Serbia & Montenegro:
Jevric; Duljaj, Gavrancic, Krstajic, Dudic; Nadj (Ergic); Koroman (Ljuboja), Stankovic; Djordjevic; Kezman, Milosevic (Vukic).

¡ESPEREN MAÑANA DOS ENTRADAS! ¡GRACIAS POR SUS COMENTARIOS!

15 de ene. de 2009

Drama, sufrimiento y desilución. ¡Milagro turco!












El portero Rüstü Recber (figura) atajando el penal decisivo. Sacado del portal de la Euro2008.


Parece que este título representara muchas de las historias que se han presentado en este blog. Sin embargo, esta tendría un tinte especial por los antecedentes que traía uno de los equipos en cuestión.

Turquía era el equipo sensación del campeonato, pero en cada partido que disputó sufrió para conseguir un buen resultado; con excepción de la derrota frente a Portugal, ante Suiza el conjunto asiático ganó 2-1 en el último minuto con un gol de Arda Turan y ante República Checa, cuando iban perdiendo Nihat revirtió la situación: al minuto 87´ la estrella puso el empate que mandaba a ambos conjuntos a los penales. Pero al final cuando el ocaso del encuentro el mismo puso el 3-2 que mandó a los de la estrella a Cuartos. Mientras, Croacia no tuvo que sufrir para clasificar y en cambio dió la sorpresa al vencer a Alemania y quedó primero de su grupo con nueve puntos.

No obstante, este partido rompería con todos los esquemas y sería una oda al drama, el sufrimiento y la desilución como el título de este artículo.

TURQUÍA 1-1 (3-1) CROACIA



Video del infartante partido.

Croacia mandaba al mismo conjunto que le había dado la victoria frente a los alemanes, con Modric como enlace y Kranjcar y Olic como delanteros. Mientras el gran Fatih Terim tendría que hacer muchos cambios debido principalmente a sanciones. El cambio más interesante fue el de la entrada del portero Rüstu por el sancionado Demirel.

El 20 de junio de 2008, ante más de cincuenta mil hinchas y con la conducción del Roberto Rossetti inició el encuentro en el Ernst Happel de Viena. Croacia manejo toda la primera parte del encuentro y la mayoría de opciones vinieron por parte de los "ajedrezados", se destaca un remate de Olic que pegó en el palo y Kranjcar no mandó a la red y por parte de los turcos, un zapatazo de Mehmet Topal que pasó rozando el palante.

Durante la segunda parte los equipos querían tener un a mentalidad ofensiva: Turquía entraría a Kazim Kazim y Croacia sacaría a Kranjcar por Mladen Petric. Sin embargo, las opciones de gol y el manejo del partido sería para los croatas quienes increíblemente desaprovecharon 3 claras: una pared entre Modric (el mejor de Croacia en el encuentro) y Rakitic sería desperdiciada después de un remate alto del último, inmediatamente Olic echó afuera un gran cabezazo y por último a seis del final Srna intentó abrir el marcador con un tiro libre aunque el portero turco Recber lo echó afuera.

Inevitablemente llegó el tiempo extra y sería Turquía quien manejaría las riendas del encuentro. Al llegar el minuto 119´Klasnic marcó el 1-0 tras un buen pase de Modric; las cosas parecían sentenciadas e inclusive el mismo entrenador Slaven Bilic daba por hecho la victoria, pero al frente había un equipo que había sacado adelante dos encuentros y al último minuto después de un saque de puerta el delantero Semih Sentürk se dio vuelta rapidamente y colocó un sorpresivo empate que mandó el encuentro a penales y sacó al banco de suplentes para celebrar. La suerte estaba echaba, esta lotería podría dejar a cualquiera en semifinales (si era Croacia la que pasaba, se volvería a enfrentar a Alemania).

El primer penal lo cobró Croacia, con tan mala suerte que Modric abrió mucho su disparo y dejaría las cosas complicadas, mientras tanto Turan y Srna aprovecharon sus penales. Desafortunadamente, Rakitic también abrió su disparo y casi mataba las esperanzas de los turcos; Altintop marcó el 1-3 y dejó el partido adportas de la última sentencia. Para la desilución de todos los croatas que daban por hecho la victoria de su equipo, el porterazo Recber atajaría el remate cobrado por Petric para llevar a la clasificación a Turquía. En semifinales, Alemania venció a los de la estrella con su misma fórmula: un gol casi al final de Lahm acabó con las ilusiones de un equipo revelación que por primera vez llegaba a esa instancia en una Euro y que dejaría una sensación agradable. ¡Milagro turco!

Las alineaciones para el recuerdo:

Croacia: Stipe Pletikosa; Vedran Corluka, Robert Kovac, Josip Simunic Danijel Pranjic; Darijo Srna, Niko Kovac, Ivan Rakitic; Luka Modric; Niko Kranjcar (Mladen Petric) e Ivica Olic (Ivan Klasnic).

Turquía: Rüstü Recber; Gokhan Zan, Emre Asik, Hakan Kadir Balta, Mehmet Topal; (Semih Sentürk); Sabri Sarioglu, Arda Turan, Hamit Altintop, Tuncay Sanli; Kazim (Ugur Boral) y Nihat Kahveci (Gökdeniz Karadeniz).

Bibliografía

*
http://www1.es.uefa.com/

¡ESPERAMOS SUS COMENTARIOS!

10 de ene. de 2009

¡Nuevo año, nuevas secciones!

Gracias a todos nuestros lectores, por seguir este blog que nació para que todos nosotros (los "gomosos" del fútbol) disfrutemos de todos aquellos encuentros que en su momento marcaron un punto de inflexión y fueron noticia. Desde el lunes estrenaremos una sección, en donde se encontrarán los videos de los mejores encuentros de cada fecha; y para que la tónica del blog no cambie, ustedes podrán colocar en los comentarios las secciones nuevas que ustedes quisieran ver o partidos que merezcan un artículo.

Esperen post de los encuentros de Turquía-Croacia y Argentina-Serbia. ¡Gracias por leer este blog, que gracias a ustedes esta creciendo!

Liverpool remonta y gana la Champions

El miércoles 25 de mayo de 2005, será recordado como una cita con la historia. Se enfrentaban dos equipos históricos dentro de la competición, en ese momento Liverpool llevaba 4 títulos (el último en 1984 con el gran Joe Fagan como técnico y grandes jugadores como Graeme Souness, Ian Rush, Kenny Dalglish, el portero de Zimbabwe Grobbelaar, etc. Sin embargo la última final que habían jugado fue con Juventus el día de la Tragedia de Heysel) y por el otro lado Milán con 6 (la última en 2003 increíblemente con la misma base de jugadores a diferencia de unos, por ejemplo Jaap Stam; y también a la Juve como contrincante). Dos jugadores también eran históricos dentro de la competición: Paolo Maldini que había ganado previamente cuatro títulos y Clarence Seedorf que había ganado títulos con tres equipos distintos (Ajax, Real Madrid y Milán).

Liverpool venía de deshacerse de Leverkusen en Octavos, de Juventus en Cuartos y Chelsea en semis, (compartió grupo con dos conocidos de este blog: Mónaco y La Coruña) mientras Milán eliminó a Manchester en Octavos, Inter en Cuartos y PSV en semifinales.

MILÁN 3-3 LIVERPOOL














Crespo (protagonista de lujo en el encuentro) marcándole uno de los goles al arquero Dudek.

AC Milán salió al terreno de juego con un 4-4-2 con la discusión de quien iba a ser el compañero de Shevchenko, entre la carpeta estaban Inzaghi y Tomasson pero Ancelotti creyó en el gran Hernán Crespo. Por el otro lado Liverpool salió con un 4-4-1-1, con la sorpresa de la inclusión de Kewell en reemplazo del titular Hamann, y con Baros en el frente de ataque. Milán decidió salir al campo con el uniforme blanco como cábala, mientras Liverpool con su rojo tradicional.

Sorpresivamente un minuto después del saque inicial, Djimi Traoré cometió una infracción que cobraría Andrea Pirlo y que luego el capitán Maldini transformaría en gol (convirtiéndose en el jugador más viejo en anotar en una Champions). Después del golpe acestado, Liverpool intentó contestar con una opción de Sami Hyppia que sacó Dida y luego Milán tomó el balón durante el primer cuarto de hora, sin embargo el encuentro sería parado para substituir a Kewell que se iría lesionado del encuentro para que entrase Smicer. Después de allí el partido iría mano a mano y eso se vería reflejado en dos opciones de Shevchenko y luego dos de Luis García: un remate en el poste y otro en cerca de la portería de Dida. Pero al final del primer tiempo apareció el encanto de una de las estrellas del encuentro: Crespo que marco dos goles en menos de diez minutos (uno que Dudek casi ataja y otro que el argentino hizo por encima de el polaco) para que pareciese que el conjunto "rossonero" había sentenciado el encuentro y que Liverpool no podría reaccionar.

Antes de comenzar la segunda parte el conjunto inglés hizo un cambio estratégico y dejó tres en defensa, sacando a Finnan y colocando al aléman Hamann. El cambio comenzó a surgir efecto y Liverpool tuvo una opción clara a través de un remate de Xabi Alonso que pasó cerca; y al minuto 53´comenzó una remontada que ni el Milán, ni el Liverpool se le creerían: primero con un cabezazo del capitán Gerrard, un minuto después con un remate de media distancia de Vladimir Smicer y finalmente al minuto 60´ Xabi Alonso marca el 3-3 después de cobrar un penal, haberlo fallado y en el rebote dejado por Dida, volver a concretar.

Después de ese hecho tan sorprendente, ambos equipos salieron a buscar el resultado: el Milán no se dejo amilanar por ese balde de agua fría, mientras que los "reds" estaban frente a la gloria; Milán tomó el manojo del encuentro al minuto 70´aunque ambos equipos tendrían chances de anotar el valioso gol, entre ellos un remate de Shevchenko sacado por Traore en la línea, otro de Gerrard que pasó por encima del travesaño y uno de Crespo que fue bloqueado por el defensa rojo Carragher. Ambos equipos harían varios cambios alrededor del minuto 86´para posiblemente tener hombres frescos durante la prórroga: Milán quemó dos cambios, entraron Serginho y Jon Dahl Tomasson y por Liverpool entró Djibril Cissé.



Mejores momentos del encuentro disputado en Estambul (el Atatürk), con la conducción del central Manuel Mejuto González y ante 70.000 espectadores.

Ambos equipos no se rindieron durante la prórroga y se destacan dos opciones: una al comienzo de Pirlo que pasó cerca y una doble de Andriy Shevchenko que tras cabecear un centro, fusiló a Dudek y perdió la oportunidad de sentenciar el encuentro. Después de un tiro libre de John Arne Riise finalizó el tiempo extra y allí toda la tensión se concentró en la tanda de penales (segunda vez en tres años que todo culmina en penales). Le correspondió patear primero al conjunto italiano, Serginho tomó el primer penal y lo botó por arriba mientras Hamann superó a Dida; el segundo de Andra Pirlo fue atajado por Dudek y Cissé colocó el 2-0, Tomasson descontó y luego Dida le atajaría el remate a Riise para mantener una luz viva.

Sin embargo, después de que ambos conjuntos anotaran cada uno un penal (Kaká por Milán y Smicer por Liverpool), Dudek le daría el título a los ingleses después de atajarle el penal con el guante izquierdo a Shevchenko quien lo tiró al centro. Liverpool ganó su sexta corona continental y el derecho a jugar el segundo Mundial de Clubes, que estrenaba su nueva versión. Por último, Gerrard sería escogido el hombre del encuentro y posteriormente el hombre del año según la UEFA.

Las alineaciones para el recuerdo:

AC Milán
: Dida; Cafu, Maldini, Stam, Nesta; Gattuso (Rui Costa), Seedorf (Serginho), Pirlo, Kaka; Shevchenko, Crespo (Tomasson).

Liverpool
: Dudek; Finnan (Hamann), Traore, Hyypia, Carragher; Riise, Gerrard, Luis Garcia, Alonso; Kewell (Smicer); Baros (Cissé).

El día después y más curiosidades...

Sin embargo, aparte de lo mencionado anteriormente también el conjunto del valle de Liverpool ganó otros privilegios: se quedó con ese trofeo, ya que el reglamento suscita que cada vez que un equipo gane cinco Champions o logre tres consecutivas, se puede quedar con él definitivamente (y no la réplica que se da después de tener la original durante 10 meses antes de la víspera de la próxima final) además de tener el privilegio de jugar la Supercopa Europea que finalmente le ganaría al campeón de la UEFA: CSKA Moscú, y también de volver a participar de la competición a pesar de no clasificar al quedar quinto en la Premier League (la UEFA se reunió y decidió cambiar las reglas, sin embargo el conjunto inglés podría enfrentarse a cualquier conjunto inglés en cualquier instancia del campeonato).

Una semana después, el conjunto italiano perdería la opción de ganar la Serie A y quedó segundo al caer con Palermo para completar el baldado de agua fría recibido la semana anterior (después la copa quedaría vacía después del escándalo de corrupción). Pero como si la vida diera revanchas, Milán y Liverpool se volverían a encontrar dos años después para reeditar aquella final que cambiaria de lado: en Atenas, irónicamente un jugador que fue descartado para la final anterior, el "romperedes" Filippo Inzaghi sería la figura al marcar los dos tantos que le dieron el título a la banda de Carlo Ancelotti; el holandés Dirk Kuyt marcaría el descuento para los dirigidos por Rafael Benitez.

Curiosamente sería la tercera final en cinco años para el Milán, aparte de que otra vez se encontrarían muchos de los jugadores que jugasen aquella final en 2005 al igual que ambos técnicos y para cerrar, que Liverpool al igual que en la semifinal de dos años atrás se enfrentó a Chelsea (Milán también volvió a enfrentar al Manchester United, pero esta vez en semis).

¡ESPERAMOS SUS COMENTARIOS!

9 de ene. de 2009

La mayor goleada en la historia

El 11 de abril de 2001, durante el cumplimiento del Grupo 1 de la clasificación para el Mundial de Corea- Japón 2002 se enfrentaban dos selecciones que venían de polos opuestos: Australia, el más fuerte de la zona y que venía de golear a Tonga por 22:0 y por el otro lado Samoa Americana que venía de perder con Fiji 0-13 y 0-8 con Samoa. Samoa Americana era en ese momento el último equipo del ránking de la FIFA.

AUSTRALIA 31-0 SAMOA AMERICANA

En el Estadio Internacional de Coffs Harbour, ante 3.000 espectadores y con la conducción del árbitro de la polinesia Ronan Leaustic se enfrentaron estos equipos disparejos. Durante los primeros diez minutos del encuentro y con una que otra atajada de Nicky Salapu, el conjunto de Samoa evitó gol, sin embargo Con Boutsianis inauguró el marcador después de un córner y de ahí en adelante durante 35 minutos Australia se dedicó a marcar goles y logró un rápido 16-0, con goles de todas las facturas, inclusive Archie Thompson se dio el lujo de bañar al portero con un cabezazo cuando el portero Salapu se encontraba por fuera del pórtico.



Video del inédito encuentro.

Durante el entretiempo Frank Farina hizo dos cambios para probar y metió a de Amicis y a Miller; al minuto 50 salió lesionado Leututu para más desgracia del conjunto dirigido por Tunoa Lui. De ahí en adelante Australia se seguiría dando un festín a costa de los isleños y marcó otros 15 goles, con una colaboración de cinco goles de Thompson que en el acumulado del encuentro hizo 13 y de esa manera no sólo se ganó épicamente sino también se rompió un Récord Guiness
como la mayor goleada en la historia. Al final del encuentro ambos equipos se despidieron caballerosamente y dejaron así una postal para el recuerdo.

Australia clasificaría al refechaje, pero Uruguay le impediría ir al Mundial del 2002 y años más tarde se cambiaría de confederación. Mientras tanto, Samoa sólo ha anotado dos goles en partidos eliminatorios y ha encajado más de cien. En esta dirección: http://www.soho.com.co/wf_InfoArticulo.aspx?IdArt=4748, pueden encontrar un reportaje hecho por la revista SoHo acerca de "La peor selección en el mundo". Por último, el portero Nicky Salapu siguió atajando para el conjunto de Samoa siendo reemplazado por unos encuentros para finalmente convertirse en jugador de ping-pong.













Imagen de uno de los goles anotados por los australianos.

Las alineaciones para el recuerdo:

Australia

Michael PETKOVIC
Kevin MUSCAT
Craig MOORE
Tony POPOVIC (Scott MILLER)

Tony VIDMAR (Fausto DE AMICIS)

Aurelio VIDMAR

David ZDRILIC

Steve HORVAT

Con BOUTSIANIS

Simon COLOSIMO
Archie THOMPSON

Samoa Americana

Nicky SALAPU
Lisi LEUTUTU (Richard MARIKO)
Soe FALIMAUA
Lavalu FATU

Sulifou FAALOUA

Travis SINAPATI

Sam MULIPOLA

Pati FEAGIAI

Ben FALANIKO (Darrell IOANE)

Tiaoali SAVEA

Young IM MIN

Bibliografía

* Wikipedia.

Un milagro al estilo español

Durante los Octavos de Final de la Copa UEFA 2006-2007 se vivió una interesante serie, caracterizada por el draramatismo de su epílogo. Sevilla venía de ser el campeón reinante y quería defender su trono, mientras llegaba a esta instancia un conjunto ucraniano sorpresivo y que venía de hacer buenas participaciones a nivel continental. En la ronda de dieciseisavos, Sevilla sacó al Steaua rumano y Shakhtar eliminó al Nancy francés. En el partido de ida ambos equipos igualaron a dos en el Ramón Sánchez Pizjuán, Sevilla llegaba a este encuentro con una presión encima ya que un empate por menos de dos goles lo dejaba afuera de la competición.

SHAKHTAR DONESTSK 2-3 SEVILLA












Imagen del encuentro de vuelta de Octavos. A la derecha el héroe del encuentro, el portero Andrés Palop.

Ante cerca de treinta mil espectadores en el Estadio Central de Donestsk y con la conducción de Gianluca Paparesca inició el encuentro. Durante el comienzo del partido el conjunto español no escatimó gastos y salió a atacar desde el arranque; entre Adriano, Dani Alves y Frederic Kanouté tuvieron tres opciones claras frente al portero Shust, pero no las lograron completar. Sevilla era solvente en marca y manejaba el medio campo, inclusive antes de acabar el primer tiempo Maresca tuvo la mejor con un excelente remate que el portero sacó con ayuda del poste.

Sevilla dejó una grata impresión durante el primer tiempo pero con el sinsabor de no haber anotado, y como "el que no los hace, los ve hacer" el equipo de Mircea Lucescu que había salido al segundo tiempo con otra tónica anotó por medio de un golazo acrobático de Matuzalem y le colocó más difícil la serie al equipo andaluz. Sin embargo, minutos después el italiano Enzo Maresca concretó la igualdad y le devolvió parte de la esperanza al Sevilla con lo que volvió a cargar sobre el marco ucraniano, pero se encontraba en la misma situación del primer tiempo en donde quería marcar el gol pero no podía (Juande Ramos ya había metido a la cancha a Chevantón y al ya fallecido Antonio Puerta), por el otro lado salió Elano para contrarrestar los embates del conjunto rival. Al minuto 83´llegó el segundo gol del Shakhtar, aún así al equipo español tenía que marcar obligatoriamente el segundo aunque esta vez para llevar todo a la prórroga.

Los minutos se terminaban y el conjunto visitante se desesperaba en busca del tanto milagroso; ya era el minuto 94´y solamente quedaba una ocasión de gol, entonces sorpresivamente Palop salió de su marco al estilo de una película de Hollywood. Y como si se tratara de una de verdad, el córner cobrado por Dani Alves fue cabeceado por el portero español para el agónico empate que le daba vida al conjunto sevillano en busca de continuar con la excelente temporada que llevaba a cabo y también para el delirio de los pocos asistentes españoles que acompañaron a su equipo.

Ya en la prórroga, (con un poco de cansancio pero ya con el ritmo cardiaco normal) Sevilla siguió siendo el denominador del encuentro y con la suerte de su lado, el uruguayo Javier Ernesto Chevantón al minuto 105´de encuentro puso el 2-3 que revirtió la situación que se vivió durante todo el encuentro: Sevilla ya no era el que tenía la necesidad del gol, el Shakhtar ahora nescesitaba marcar dos goles y desde ese punto de vista la cuestión para los ucranianos era una misión imposible. El resto del encuentro fue un trámite; Palop le había hecho el milagro al Sevilla y con el gol de Chevantón, Sevilla llegó a Cuartos de Final y más tarde sería bicampeón del torneo venciendo en la contienda final al Espanyol.



Resumen del encuentro de vuelta de Octavos de Final de la UEFA.

El año siguiente, ambos equipos participaron en la Champions: Sevilla perdió en Octavos ante el Fenerbae turco y los ucranianos se quedaron en fase de grupos. Las alineaciones para el recuerdo:

FC Shakhtar Donetsk: Shust; Gay, Lewandowski, Chygrynskiy, Shevchuk (Rat); Kucher, Fernandinho, Matuzalem (Duljaj), Jadson; Bielik (Elano) y Marica.

Sevilla FC:
Palop; Hinkel (Chevantón) Javi Navarro (Duda), Escudé, Dragutinovic; Daniel Alves, Poulsen, Maresca, Adriano (Puerta); Kanouté y Luis Fabiano.

Bibliografía

* http://www.marca.com/

6 de ene. de 2009

El controvertido gol de oro

Dentro del drama que despierta el deporte rey, hay un capítulo aparte: el gol de oro. Wikipedia de una u otra forma lo define como una especie de muerte súbita, pero para un hincha es más que eso porque al igual que una tanda de penales es una lotería en la que la ansiedad está presente y donde un partido se puede decidir en cuestión de segundos.

Para más suspenso, este elemento ha aparecido en instancias definitivas de campeonatos prestigiosos como mundiales, campeonatos continentales y hasta en los Juegos Olímpicos. Por ello, citaremos varios encuentros de gran envergadura que se han sido resueltos mediante gol de oro. Obviamente otros partidos tuvieron la oportunidad de dirimirlo de esa forma, pero se fueron a los penales.

ALEMANIA 2-1 REPÚBLICA CHECA

"Había pasado mucho tiempo desde que estas dos selecciones se enfrentaron. Veinte años antes, Alemania había perdido frente a Checoslovaquia, que también entonces era un equipo modesto, en la final de la misma competición. En otra final de 1992 los alemanes habían sido derrotados por otro equipo "menor". En la final del Mundial de 1966, también en Wembley, habían perdido por un polémico gol que el asistente dio por válido. Era la hora de la revancha". Sacado de http://www1.es.uefa.com/history/.

Era el 30 de junio de 1996, Wembley (que de por sí es un estadio mítico) recibía a dos grandes equipazos que llegaban en un gran momento. Por un lado se encontaba la banda de Berti Vogts, con grandes nombres como Mehmet Scholl, Christian Ziege, Marcus Babbel y un Jürgen Klinsmann que le tocó jugar el encuentro final a falta de varios jugadores quienes también se encontraban lesionados. Por otro el "combo" de Dusan Uhrin que recuperó cuatro jugadores, entre ellos un protagonista de lujo en aquella final: Patrik Berger; otros grandes jugadores que disputaron esa contienda por parte de los checoslovacos fueron Karel Poborsky y el antológico Pavel Nedved. Ambos equipos se dieron el lujo de dejar en el banco al comienzo del partido a jugadores como Oliver Kahn, Marco Bode, Vladimir Smicer e inclusive a la posterior figura del encuentro, al igual que al hombre que desenredaría la madeja: Oliver Bierhoff.

73.611 espectadores se dieron cita para ver el gran encuentro que sería conducido por el italiano Pierluigi Pairetto. En el primer tiempo, se vio a un conjunto alemán en busca del gol, mientras que los checos se dedicaron a esperar a contraatacar; y fue por esa última vía que llegaron las opciones más claras: un remate de Kuka que se quedó en las manos de Andreas Köpke y dos de Kuntz, pero que no generaron más que un poco de zozobra. Al minuto 14´de la segunda parte llegó un penalti a favor de República Checa después de que Mattias Sammer derribase a Pavel Poborsky, Berger envió el balón a la red en lo que parecía el inicio de la gesta checa. Sin embargo, minutos más tarde el entrenador alemán envió al campo al gran Bierhoff con miras de ganar esta final, dando un resultado casi inmediato: al minuto 73´Bierhoff conectó de cabeza una falta cobrada por Ziege y que Kouba no agarró, de esa forma el artillero de la Serie A pusó el empate y le puso "picante" al encuentro. Smicer casi cierra el encuentro definitivamente, pero Köpke lo saca agónicamente.

Era el primer partido entre selecciones que se definía mediante una prórroga. Increíblemente, no pasaron sino 5 minutos para que todo finalizara porque en el borde del área, de espaldas a la portería, Bierhoff se revolvió y sacó con la zurda un disparo flojo, que tras tocar en Michal Hornak entró en la portería de Kouba, quien no pudo atajarla.




Video del gol de oro que marcó el germano Bierhoff.

Otras historias curiosas

Al igual que el partido Mónaco - La Coruña de la entrega pasada, éste partido también ha tenido varias historias curiosas, por ejemplo: dentro de esa misma Eurocopa de 1996 ya se habían enfrentado dentro de la fase de grupos con victoria germana 2-0, con goles de Cristian Ziege y Andreas Möller (Klinsmann se encontraba suspendido).

Y como si la suerte estuviera en contra del conjunto tricampeón de la Euro, se engendró una racha de casi 12 años sin ganar en un partido válido por el torneo de naciones europeas; entre esos 6 partidos sin ganar se encuentra una victoria checa 2-1 con goles de Ballack por los germanos, y Heinz y Baros por los checos. Sería el 8 de junio de 2008 cuando eso acabaría, con una victoria 2-0 a Polonia con dos tantos del nacionalizado Lucas Podolski. Alemania llegaría a otra final de la Euro pero la perdería con España. República Checa y Alemania se encontraron en la fase preliminar a esta Euro; se destaca el 3-0 de los checos a los alemanes clasificados en ese momento.













Imagen de Jürgen Klinsmann levantando la copa; al lado la Reina Isabel II. Sacada del portal euro2008.uefa.com/, al igual que datos del encuentro.

Alineaciones para el recuerdo:

República Checa

1Petr Kouba
3Jan Suchopárek
4Pavel Nedvěd
5Miroslav Kadlec
7Jirí Nemec
8Karel Poborský (Vladimir Smicer)
9Pavel Kuka
13Radek Bejbl
14Patrik Berger
15Michal Hornák
19Karel Rada

Alemania

1Andreas Köpke
5Thomas Helmer
6Matthias Sammer
8Mehmet Scholl (Oliver Bierhoff)
10Thomas Hässler
11Stefan Kuntz
14Markus Babbel
17Christian Ziege
18Jürgen Klinsmann
19Thomas Strunz
21Dieter Eilts (Marco Bode)

EL ÚNICO EN UN MUNDIAL: FRANCIA 1-0 PARAGUAY

Se encontraron en Octavos de Final dos equipos gladiadores que durante la fase de grupos no cayeron, inclusive enfrentando escollos complicados: Francia como primero, Paraguay como segundo. Francia venía de ganar 2-1 ante una dura Dinamarca, mientras los paraguayos vencieron a Nigeria tres goles por uno. La única vez que se habían enfrentado, Francia le ganó 7-3 a Paraguay, el 9 de junio de 1958.

El 28 de junio de 1998 se enfrentaron Francia y Paraguay en el estadio Félix Bollaert de Lens ante unos 38.000 espectadores y con la conducción del emiratí Ali Bujsaim. Durante todo el encuentro el conjunto "guaraní" mostró garra y corazón, desluciendo a un conjunto "galo" que durante algunos tramos se mostró flotando en la cancha sin encontrar el rumbo del encuentro, en parte por la ausencia de Zinedine Zidane.

Francia se dedicó a buscar con más desespero que con cabeza el arco de José Luis Chilavert, que junto a la línea defensiva consistente en dos líneas de cuatro hicieron sufrir a los asistentes por más de dos horas apostando a cualquier balonazo que llegara a los pies de los delanteros. Henry tuvo la opción más clara en el 38´donde sacudió el poste después de un despiste paraguayo. Trezeguet, Diomede, Djorkaeff y Pires provocaron otras ocasiones, pero sin éxito; ambos equipos gastaron todos los cartuchos y recambios con miras a romper el empate en tiempo reglamentario, Aimé Jacquet apostó por Pires y por Boghossian en ataque pero todos los esfuerzos no eran catalizados, por el lado paraguayo entró Paredes.

Todo iría hasta la prórroga, donde ambos equipos seguían empeñados en realizar su labor: Francia en buscar el gol, y Paraguay aprovechar cualquier balón o llevarlo a los penales confiando en la habilidad de Chilavert. Mientras Francia estaba totalmente agotado sin recambios, Carpeggiani metió a Rojas para aprovechar el último cambio y aprovechar un hombre fresco que le podía aportar al partido. Sin embargo, al minuto 113´Pires envió un centro, Trezeguet la recibió y le puso la pelota al defensor del Olympique de Marsella, Laurent Blanc para que de cabeza cerrara esta historia, enviara a Francia a Cuartos de Final y sacara a un Paraguay que dejó una gran impresión.

Francia llegaría a la instancia decisiva con un "combo" revitalizado y comandado por Zidane ganando el título con un 3-0 sobre Brasil. Diez años más tarde se encontrarían en un amistoso con un 0-0. El hombre que dejó la mejor cara ese día fue el ex-Vélez Chilavert que ese día sacó varias y llevó las riendas de su equipo durante todo el encuentro, animando a sus llorosos compañeros. Las alineaciones para el recuerdo:

Francia:
Barthez; Thuram, Blanc, Desailly, Lizarazu; Deschamps, Petit (Boghossian), Djorkaeff, Diomede (Guivarch); Henry (Pires) y Trezeguet.

Paraguay: Chilavert; Arce, Ayala, Acuña, Paredes (Caniza); Campos (Yegros), Gamarra, Sarabia, Enciso; Benítez y Cardozo (Rojas).










Imagen del gol de Laurent Blanc sacada del portal es.fifa.com/



Highlights del encuentro de Cuartos de Final de Francia 98.

Bibliografía

* http://www.elmundo.es/1998/06/29/deportes/29N0080.html/

LA HISTORIA SE REPITE












Imagen de Didier Deschamps alzando el título de la Eurocopa 2000. Sacada del portal euro2008.uefa.com/.

Como si fuese un deja-vú, otra vez la final de la Euro se definió con un gol de oro, sin embargo con distintos protagonistas: por un lado, Francia que quería su segundo éxito seguido después de la obtención del Mundial de Francia y venía de ganarle precisamente por gol de oro a Portugal 2-1 con el gol decisivo de Zinedine Zidane. Durante ese campeonato sólo cayó con Holanda 3-2 en fase de grupos; a su vez ese mismo equipo había sacado a los "galos" en la Euro pasada por penales. Mientras, Italia venía invicto y había vencido a Holanda en semis por penales y en la Eurocopa pasada se había quedado en fase de grupos.

La final del torneo organizado por Holanda y Bélgica se disputó en el Stadion Feijenoord de Rotterdam ante aproximadamente 48 mil espectadores y con la conducción del sueco Anders Frisk. Ambos onces titulares salieron con sorpresas, mientras Francia reemplazaba a Anelka con Dugarry y Petit con Djorkaeff, Dino Zoff sorprendió al público con la inclusión de Delvecchio dejando por fuera a Inzaghi. Increíblemente no se habían jugado sino unos pocos minutos del encuentro, cuando ambos equipos salieron al "toma y dame" manteniéndose así durante casi todo el encuentro; muestra de ello Henry ayudado por un exceso de confianza de Toldo estrelló un balón al poste, luego Albertini casi la emboca y en respuesta Henry en una escapada le dejo el esférico a Djorkaeff que hizo a estirar al portero italiano.

Se reanudó el encuentro con el inicio de la segunda parte, Del Piero entró por Fiore y dos minutos más tarde en una jugadota Totti se la cedió de taco a Pesotto que centró para que la sorpresa Delvecchio anotara a pesar del empuje demostrada por Francia al inicio del segundo tiempo. Automáticamente el técnico Roger Lemerre metió a Wiltord para conseguir el ansiadísimo gol; un minuto más tarde por poco Del Piero aumenta la cuenta pero su remate fue defectuoso. Lemerre otra vez desesperado envió un tercer delantero (Trezeguet) para matar o morir y Francia de ahí en adelante fusiló a Toldo teniendo que sacar balones hasta con el pie, Italia y Francia mandaron all final un cambio al tiempo cada uno, por Italia entró Montella y por Francia otro delantero : Robert Pires.

Cuando se pensó que Italia se iba a coronar campeón, Wiltord sacando el último cartucho mandó un remate raso que se le coló a Toldo y dejó pasmado a los italianos teniendo que mandar el encuentro a la prórroga. Francia más tranquilo salió a atacar; Henry casi sentencia el encuentro pero Toldo salvó todo otra vez y segundos más tarde Barthez cortó a Del Piero y también evitó el final dramático. Finalmente una jugadota de Zidane le dio un pase de la muerte que Trezeguet mandó a guardar. Ante la exultante hinchada francesa, el capitán de Didier Deschamp, alzó el trofeo. Francia campeón ante la mirada de los italianos que estuvieron cerca de ganar. Otra vez el título se decidió con un gol de oro como si ocurriese una regresión en el tiempo.

¿Más curiosidades?


Francia e Italia se volverían a enfrentar muchas veces más, inclusive en una Eurocopa: Francia dentro de su desastre en el 2008, cayó 0-2 con Italia y quedó eliminado de la competición europea. Coincidencialmente, también se vieron en la fase clasificatoria donde ambos consiguieron el tiquete a la Euro austro-suiza. Y para rematar, también se habían enfrentado en la final del Mundial Alemania 2006 con el drama Materazzi-Zidane y donde Italia se coronó campeón del mundo gracias al penal errado por Trezeguet; varios de los jugadores estuvieron en ambas grandiosas finales. ¿Por qué será que los encuentros entre éstos será un partido aparte?.

Las alineaciones para el recuerdo:

Francia

16Fabien Barthez
3Bixente Lizarazu (Robert Pires)
4Patrick Vieira
5Laurent Blanc
6Youri Djorkaeff (David Trezeguet)
7Didier Deschamps
8Marcel Desailly
10Zinédine Zidane
12Thierry Henry
15Lilian Thuram
21Christophe Dugarry (Silvain Wiltord)

Italia

12Francesco Toldo
3Paolo Maldini
4Demetrio Albertini
5Fabio Cannavaro
11Gianluca Pessotto
13Alessandro Nesta
14Luigi Di Biagio (Massimo Ambrosini)
15Mark Iuliano
18Stefano Fiore (Alessandro del Piero)
20Francesco Totti
21Marco Delvecchio (Vincenzo Montella)


Video Euro Classic Matches acerca de la final.

Bibliografía

* http://www1.es.uefa.com/history/

EL GOL DE ORO

El gol de oro se ha visto en otras competiciones y otros encuentros, uno de ellos es el que vimos en la entrega Liverpool-Alavés en este mismo espacio. Vamos a ver otras ocasiones, incluídas competiciones de mujeres:

* Campeonato sub-20 de la FIFA 1993 - Cuartos de Final - Australia venció a Uruguay.
* Football League Trophy - Hudderfield venció a Lincoln City.
* Final de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 - Mujeres - Noruega venció a USA.
* Campeonato sub-19 de la FIFA - Mujeres - USA venció contra Canadá.
* Copa Confederaciones 2003 - Final - Francia venció a Camerún.
* Copa de Oro 2003 - México venció a Brasil.
* Mundial de la FIFA - Mujeres - Alemania venció a Suecia.

Bibliografía

* Wikipedia.

31 de dic. de 2008

¡Feliz año 2009!

Historias del Fútbol Soccer les desea a los pocos lectores un feliz año 2009 y esperamos que ésta sea una época de buenos augurios para todos ustedes. Nos sentimos apenamos por dejar de escribir durante unos 10 días y haber dejado de desearles Feliz Navidad, sin embargo estaremos actualizando el blog periódicamente para no dejarlo decaer.

Para el año que viene se vendrán nuevas cosas, entre ello una sección con los videos de los partidos más importantes de cada semana y otra con artículos de lo más destacado de otros blogs deportivos.

¡GRACIAS POR LEERNOS Y FELIZ AÑO 2009!

20 de dic. de 2008

El 8-3, la camiseta de la mala suerte y otras anécdotas más
















Imagen de Diego Tristán portando la camiseta de la "mala suerte" el día del 8-3. Tomada de http://elmundodeporte.elmundo.es/

En la temporada 2003-2004 de la UEFA Champions League, en el cumplimiento de uno de los encuentros de la cuarta jornada dentro del grupo C se iban a enfrentar el AS Mónaco con el Deportivo La Coruña. Hacía solamente tres semanas que se habían visto las caras en Riazor donde ganó el conjunto español 1-0 con gol de Diego Tristán (ver imagen de arriba) y ésto le había dado la posibilidad de escalar hasta el primer puesto, con posibilidades de sellar la clasificación en el siguiente encuentro contra el mismo Mónaco pero ahora en condición de visitante. Mientras tanto, Mónaco estaba cerca del conjunto coruñés con un punto menos y quería tomar revancha del partido anterior, y la vez ponerse en primer lugar.

Pero este drama tiene un agregado especial, ese día los dirigidos por Javier Irureta estrenaron una nueva camiseta alternativa de color naranja con un viso azul que tendrá recordación hasta el día de hoy por lo que sucedería a continuación dentro del partido. Además también ocurrirían otras historias coincidenciales que también tocaremos aquí.

MÓNACO 8-3 DEPORTIVO LA CORUÑA



Video del 8-3, a favor del conjunto monegasco.

Comenzaba el encuentro en el Estadio Stade Louis II, el 5 de noviembre con aproximadamente 17.000 espectadores y con la conducción del árbitro noruego Terje Hauge. Sin embargo cuando apenas los aficionados se estaban asentando a la fría noche llegó el primer gol del encuentro a manos de Rothen quien aprovechó un error de Manuel Pablo y bañó a Molina con una vaselina. Deportivo no se desesperó y salió a tocar buscando explotar las bandas, pero en un contraataque del conjunto del principado Giuly llegó hasta donde Molina y lo sacó para poner el 2-0, que si bien no era una amplísima ventaja le daba una comodidad al Mónaco para enfrentar el resto del partido.

Fue por eso último que Mónaco salió de su campo y comenzó a explotar las falencias defensivas del "Súperdepor" que a su vez contribuía perdiendo balones en el centro del campo. En razón a ésto fue que llegaron otros dos goles, esta vez fueron de Dado Prso que ese día se daría
un banquete y que en ese momento ponía el tercero y el cuarto aprovechando dos errores para casi sentenciar de muerte a los españoles. Sin embargo, éstos no se iban a dar por vencido y llegarían dos goles en seis minutos, uno de Diego Tristán al 39´y otro de Scaloni al 44´que parecían predecir una remontada fantástica, pero el gran Dado Prso seguía sepultando las ilusiones del conjunto "naranja", colocando el 5-2 y registrando un hattrick. Terminaría la primera parte con un resultado abultado y con una Coruña con ganas de voltear el resultado.

Para el inicio de la segunda parte el entrenador Irureta haría dos cambios: metía a Munitis y al portero suplente Munúa, este último en reemplazo de Molina que se retiraba con un dolor estomacal y cinco goles en su cuenta. No obstante nada cambiaría en el inicio ya que el propio Munúa regaló el sexto al querer cortar el balón y dárselo a Plasil quien le metió un precioso globo para el 6-2 y para rematar, un minuto después Prso haría su cuarto gol y ponía el séptimo. Ya el partido no tenía vuelta atrás, Mónaco ahora si le pegaba un baile al Deportivo y el partido ya era un trámite que alcanzó a tener dos goles más, uno para cada equipo: Tristán bañó a Roma para el tercero de La Coruña y Cissé puso el octavo después de un tranco larguísimo; después de ahí poco fútbol donde no se vio nada más y el partido finalizó con una paliza histórica para el Deportivo, partido que también fue catalogado como una de las mayores goleadas en la historia de la Liga de Campeones.

He aquí la primera historia: la camiseta alternativa de Champions jamás volvería a ser utilizada por orden de Javier Irureta (un hombre algo cabalístico), además de que los hinchas tildarían a la camiseta como de la "mala suerte".

Otras anécdotas


Ese día sería recordado por varias razones: una de las mayores goleadas en la historia de la Champions (como lo habiamos dicho antes), Dado Prso había igualado el récord de cuatro goles en un partido que tenían Marco Van Basten y Simone Inzaghi y que más tarde también lo empataría Ruud van Nistelrooy y para finalizar, ese día Mónaco jugó sin su goleador Fernando Morientes que estuvo en el palco junto a Raúl.

Por otra parte, ese campeonato sería recordado porque ambos equipos clasificaron en su grupo y llegaron lejísimos: Deportivo a la semifinal eliminando de forma sorpresiva al Milán y a la Juventus (finalistas de la edición anterior) y Mónaco a la final eliminando al Lokomotiv, al Real Madrid y al Chelsea (coincidencialmente Mónaco y Depor perdieron a manos del Oporto), y porque los goleadores del campeonato fueron Morientes con 9, Prso con 7, y Pandiani con 6 (jugador del Depor que ese día no marcó pero estuvo treinta minutos en cancha).

Increíblemente, el año siguiente se volverían a encontrar en la fase de grupos después de superar tercera ronda. Pero esta vez, la historia se modificaría un poco: tenían a dos rivales complicados en el grupo, Liverpool y Olympiakos. El AS Mónaco pasaría primero en su grupo, mientras La Coruña haría uno de los peores papeles logrando sólo dos puntos y el último lugar; esta vez Mónaco le ganaría ambos encuentros al conjunto español, 2-0 en el principado y 0-5 en Riazor (ganando otra vez por cinco goles de diferencia, pero como visitante y en una situación futbolística distinta). Mónaco sería eliminado en fase de octavos.

Las alineaciones del día del 8-3 para el recuerdo:

Mónaco: Roma; Givet, Squillaci, Rodriguez, Evra (Ibarra); Plasil (Zikos), Cissé, Bernardi, Rothen; Giuly y Prso (Adebayor).

Deportivo La Coruña: Molina (Munúa); Manuel Pablo (Munitis), Andrade, Naybet, Romero; Sergio (Pandiani), Mauro Silva; Scaloni, Valerón, Amavisca; Tristán.

Bibliografía

* Wikipedia/
* http://www.clarin.com/diario/2004/11/04/um/m-862633.htm/
* http://elmundodeporte.elmundo.es/

¡ESPERAMOS SUS COMENTARIOS!

La mejor final de Copa UEFA

Era el año 2001, se enfrentaban en la final dos buenos equipos: Liverpool, gran favorito por historia y por juego, previamente ganador de dos Copa UEFA que venía de despachar a Olympiakos, Porto, Roma y en semis al gran Barcelona; por el otro lado estaba el equipo revelación del campeonato: Alavés que venía de dejar en el camino a dos grandes equipos como el Inter en Cuarta Ronda y el Kaiserslautern en semifinales, demostrando así que no era una simple "cenicienta" y que no se iba a dejar amilanar del grande.

Ambos equipos venían de realizar grandes procesos: Liverpool y Gérard Houllier quienes cada año realizaban una reestructuración armando grandes equipos, éste en especial con jugadores como GaryMcAllister y Markus Babbel; Liverpool iba por su primer título después de la tragedia de Heysel. Mientras Alavés venía realizando un gran proceso desde la tercera división con un gran técnico como José Manuel "Mané" Esnal y jugadores experimentados como Martín Astudillo, Javier Moreno, Delfi Geli y teniendo como añadidura un jugador de gran experiencia como Jordi Cruyff, hijo del gran ex-jugador Johan Cruyff. Alavés quería su primer título, ya que sorprendentemente ni siquiera había ganado un título de liga.

LIVERPOOL 5-4 ALAVÉS



Video de la final de la Copa UEFA 2000-2001.

La gran final se disputó el 16 de mayo de 2001 en el Westfalenstadion de Dortmund ante más de 65.000 espectadores, Liverpool salió con su tradicional rojo y un 4-4-2 mientras el Alavés presentó un uniforme parecido al de Boca Juniors y saltó a la cancha con un 5-4-1.

Increíblemente sólo habían pasado cuatro minutos cuando Markus Babbel inaugura el marcador con un remate de cabeza después de un tiro libre que ya anunciaba la noche que se venía por delante. Sólo doce minutos más tarde el Liverpool robó una pelota del conjunto español en mitad de cancha y con un gran pase de Michael Owen al espacio, Steven Gerrard definió ante la portería de Martín Herrera, poniéndolo todo 2-0.

Sin embargo con la urgencia de sacar un resultado en el minuto 27´Iván Alonso descuenta de cabeza después de un centro de Cosmin Contra para que Alavés se vuelva a meter en el encuentro; Liverpool no quería que lo alcanzaran tan fácilmente y se había convertido punzante en sus contras, y en una de ellas el portero español salió a cortar a Michael Owen al borde del área cometiéndole penalty que sería convertido por McAllister en el minuto 41´y así culminaba el primer tiempo con una ventaja para el conjunto inglés.

La segunda parte fue mejor inclusive que la primera ya que Alavés salió a matar o morir para conseguir la paridad y en otro centro que conectó Javi Moreno se acercaba el conjunto español, e increíblemente tres minutos más tarde el mismo Moreno anotó el tiro libre el tres a tres. Liverpool estaba anonadado y para buscar la victoria Houllier mandó al campo a Robbie Fowler que al minuto 73´después de un gran pase de McAllister la puso en la esquina de la portería para el 4-3 que parecía definitivo. Pero a falta de un minuto para que acabara el tiempo reglamentario el hijo de Johan Cruyff cabeceó un córner para poner el empate y enviar el partido a prórroga; Liverpool había apostado todo el partido a la contra y el pase al vacío, mientras el Alavés salvó el encuentro mediante la pelota parada y el cabezazo.















Imagen de un partidazo disputado por la final de Copa UEFA.

Prórroga

Increíblemente en tiempo extra, el Alavés se iba a quedar con diez jugadores después de haber salido del campo el brasileño Magno Mocelin, cosa que el equipo inglés no aprovechó durante casi la totalidad del tiempo extra. Sin embargo, llegó una situación extraordinaria a cuatro minutos del final, Antonio Karmona cometió una falta por detrás con agarrón sobre Vladimir Smicer lo que ocasionó su salida por doble amonestación (dejando a su equipo con nueve) y un tiro libre peligroso. Luego sucedió algo definitivo, el "pelado" Gary McAllister, que sería elegido como figura de esa final cobró esa pelota parada con mala suerte para el conjunto español que Delfi Geli la metió en su propia portería con lo que Liverpool ganó 5-4 y se coronó por tercera vez campeón de esa competición en un partido no apto para cardiacos.

Después Liverpool seguiría cosechando grandes triunfos con el sucesor de Houllier, Rafael Benítez con quien arribarían a dos finales de Champions League, ambas frente al Milán con un saldo de un título. Mientras tanto Alavés entraría en decadencia y lucharía descensos y ascensos, sin embargo ese día dejó el alma y dejo una gran impresión siendo partícipe de la mejor final de Copa UEFA. Las alineaciones para el recuerdo:

ALINEACIONES

Liverpool:
Westerveld; Babbel, Henchoz (Smicer), Hyypia, Carragher; Hamann, Gerrard, McAllister, Murphy; Heskey (Fowler), Owen (Berger).

Alavés: Herrera; Contra, Téllez, Karmona, Eggen (Iván Alonso), Geli; Astudillo (Magno), Tomic, Desio, Jordi Cruyff; Javi Moreno (Pablo).

Árbitro: Gilles Veissiere.

Bibliografía

* http://en.wikipedia.org/wiki/2001_UEFA_Cup_Final/
* http://www.soccer-spain.com/

¡GRACIAS POR SUS COMENTARIOS!